10 tendencias en el Desarrollo de Productos para 2024

Product Development Trends

En el competitivo mundo del desarrollo de productos, anticipar y adaptarse a las tendencias emergentes es esencial. Este artículo explora las 10 Tendencias más relevantes en el Desarrollo de Productos para 2024, proporcionando un análisis detallado de las diversas corrientes que están dando al panorama del Desarrollo y la Gestión de Productos.

Desde enfoques híbridos hasta tecnologías innovadoras, queremos proporcionar una guía estratégica para que, tanto líderes empresariales como equipos de desarrollo puedan sumergirse en el futuro del desarrollo de productos y la innovación empresarial con éxito.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. Agile Phase Gate, la tendencia para el desarrollo de productos que necesitas

La principal tendencia de desarrollo de productos para 2024 es la adopción de enfoques híbridos. Cada vez más equipos de desarrollo de producto están adoptando las metodologías ágiles debido a la flexibilidad que dan el proceso y por la capacidad de respuesta que les da ante fluctuaciones del mercado o de los requisitos de los clientes. Sin embargo, carecen de un marco estructurado que brinde control y visibilidad.

Dado que ambos enfoques de gestión tienen sus inconvenientes, ¿por qué no integrar lo mejor de ambos en un único enfoque híbrido? Agile Phase Gate permite la adaptabilidad y la respuesta ágil a los cambios al mismo tiempo que se mantiene el conjunto secuencial de fases tan característico del proceso Phase-Gate. Estos puntos de control, o ‘Gates’, no sólo aseguran la calidad del producto en desarrollo, sino que también proporcionan una visión clara del progreso y permiten la toma de decisiones informada en cada etapa del proyecto.

Descubre la plataforma Triskell en una demo personal

Este enfoque híbrido es particularmente valioso en proyectos donde la complejidad y los riesgos requieren un equilibrio delicado entre flexibilidad y control. Imagina un proyecto de desarrollo de software donde los requisitos del cliente pueden evolucionar durante el proceso. Agile Phase Gate permitiría la incorporación de estos cambios sin sacrificar la estructura o la integridad del proyecto, garantizando al mismo tiempo que cada fase se complete con éxito antes de avanzar al siguiente gate.

2. Cultura user-centric

La segunda tendencia en el desarrollo de productos es adoptar una mentalidad centrada en el usuario. Esto va más allá de la mera recopilación de comentarios de los usuarios en encuestas de satisfacción o en Redes Sociales. Consiste en una filosofía de hacer las cosas que reconfigura la forma en la que las organizaciones, conciben, diseñan y entregan productos.

Los usuarios son quienes determinan el éxito o fracaso de un producto o servicio. Ya no se trata de impulsar iniciativas que satisfagan sus necesidades, sino conocer en profundidad sus experiencias, emociones y expectativas.

  • ¿Cómo se sienten los usuarios al interactuar con el producto?
  • ¿Cuáles son sus deseos no expresados?
  • ¿Cómo se integra el producto en sus vidas cotidianas?

Para dar respuesta a éstas y a otras preguntas, debes implementar estrategias de análisis de datos en tiempo real para comprender las interacciones de los usuarios con cada aspecto del producto. Desde la navegación en una aplicación hasta el uso de funciones específicas, cada interacción se convierte en un punto de datos valioso que alimenta el ciclo de mejora continua.

Pero la cultura user-centric no se limita únicamente a los equipos de desarrollo y diseño de productos. Es un cambio cultural que impulsa la colaboración y la coherencia en todos los puntos de contacto con el usuario. Por ejemplo, cuando los equipos de marketing comprenden las narrativas que resuenan con los usuarios y el equipo de soporte al cliente anticipa sus preguntas y preocupaciones, se crea un ecosistema cohesivo que potencia la lealtad del usuario.

3. El poder de los datos y la inteligencia de negocio

La analítica de datos está transformando la forma en la que las organizaciones interpretan, aplican y capitalizan la información generada a lo largo del ciclo de vida de los productos. Es un recurso estratégico que impulsa decisiones informadas. Y, en este contexto, la inteligencia de negocio (Business Intelligence) se convierte en el catalizador que transforma datos aparentemente dispares en información coherente y accionable. Y es que las aplicaciones de la inteligencia de datos en el contexto del desarrollo de productos son infinitas:

  • Analizar patrones de comportamiento.
  • Detectar tendencias.
  • Prever el futuro del producto en el mercado.

La implementación de algoritmos de aprendizaje automático y análisis predictivo permite a las organizaciones no solo reaccionar a los cambios, sino anticiparse a ellos, proporcionando una ventaja competitiva significativa. Las organizaciones no deben recopilar datos por el afan de tenerlos, sino para tomar decisiones de calado estratégico sobre sus carteras de productos. Por ejemplo:

  • Optimizar operaciones y procesos para una mayor eficiencia.
  • Realizar cambios en el diseño de los productos en función del feedback de los usuarios.
  • Ajustar la estrategia de marketing en tiempo real.

4. IoT sigue en auge

El IoT se ha convertido en una fuerza motriz que permea cada rincón del desarrollo de productos, desde dispositivos de consumo hasta soluciones industriales avanzadas. Con dispositivos conectados generando datos en tiempo real, las posibilidades de personalización y mejora continua son ilimitadas.

Y es que el Internet de las cosas está dando forma a la evolución de muchas industrias, por ejemplo:

  • Manufactura: gracias a la maquinaria conectada, las líneas de producción inteligentes y los sistemas de monitoreo en tiempo real las empresas están optimizando la eficiencia y reduciendo los costos.
  • Salud: dispositivos como monitores de salud portátiles o los sensores integrados en dispositivos médicos permiten el monitoreo continuo de la salud de los pacientes.
  • Retail: gracias a los sensores IoT, las empresas de Retail pueden recopilar datos sobre el comportamiento del cliente, permitiendo estrategias de Marketing más personalizadas o la optimización del diseño de la tienda.
  • Automoción: El IoT desempeña un papel crucial en los vehículos conectados, permitiendo funciones como la navegación en tiempo real, el mantenimiento predictivo y la comunicación entre vehículos.

Pero, a medida que más dispositivos se incorporan al ecosistema del Internet de las Cosas, las empresas tienen que afrontar nuevos desafíos en materia de seguridad y privacidad de datos. Es aquí donde las organizaciones deben ser proactivas para implementar procedimientos que garanticen la protección de datos y la seguridad de las redes en un mundo cada vez más conectado.

5. Adoptar una mentalidad de mejora del producto

El desarrollo de productos no es un proceso lineal con un comienzo y final claramente definidos. Es un ciclo continuo donde el lanzamiento de un producto no marca el final de su evolución, sino el inicio de una fase de refinamiento y mejora constante. Los Product Managers y los Product Owners, por tanto, no deben percibir la perfección como un estado alcanzado, sino un horizonte en constante expansión que perseguir.

La mejora continua, por tanto, debe ser una filosofía estratégica en tu organización, y que tiene varios ámbitos de aplicación:

  • Analítica de datos: la analítica de usuario, las métricas de rendimiento del producto y la retroalimentación del cliente son esenciales para tus tomas de decisiones para las mejoras de los productos. No se trata sólo de resolver los problemas que se detecten, sino también identificar oportunidades de refinamiento y crecimiento basadas en datos tangibles en tiempo real.
  • Aprendizaje continuo: cada versión e iteración del producto son lecciones y aprendizajes que se van acumulando a la base de conocimiento de la organización. Un conocimiento que debe utilizarse no sólo para evitar errores pasados, sino también para identificar patrones de éxito y áreas de innovación potencial.
  • Metodologías Agile: La agilidad es clave en la adopción de esta mentalidad. La capacidad de implementar cambios rápidos y realizar actualizaciones frecuentes se vuelve esencial. Los métodos ágiles de desarrollo de software, como Scrum o DevOps, son especialmente compatibles con esta mentalidad, ya que permiten ciclos de desarrollo cortos y una respuesta ágil a las necesidades del mercado.

Descubre la plataforma Triskell en una demo personal

6. El diseño digital reduce los costes y aumenta la eficacia

El diseño digital no es solo el paso final antes de la producción; es un socio intrínseco durante todo el ciclo de vida de los productos, desde las primeras etapas de conceptualización hasta la optimización continua después del lanzamiento. Su integración en todo el proceso de desarrollo de producto permite:

  • Una mayor agilidad.
  • Una respuesta más rápida a los cambios de mercado.
  • La detección temprana de problemas, con el consiguiente ahorro de costes que conlleva.

Y es que las herramientas de diseño y prototipado digital juegan un papel cada vez más relevante en todo el proceso. Las organizaciones líderes no solo están utilizando software de diseño para crear representaciones visuales de productos. Están aprovechando tecnologías como la realidad virtual y aumentada para crear prototipos interactivos y experiencias inmersivas. Esto no solo acelera el proceso de diseño, sino que también proporciona una comprensión más profunda de la usabilidad y el rendimiento del producto antes de que se inicie la producción.

El diseño digital también desempeña un papel fundamental en la colaboración entre equipos. La creación de prototipos digitales accesibles a través de plataformas en la nube facilita la participación de stakeholders clave, desde diseñadores y desarrolladores hasta representantes de marketing y usuarios finales. Esta colaboración temprana y continua no solo mejora la calidad del producto final, sino que también reduce la necesidad de ajustes significativos más adelante en el proceso, lo que ahorra tiempo y recursos.

Es más, el uso de soluciones en la nube también permite a los equipos simular condiciones del mundo real, desde el comportamiento del producto en diversas situaciones, hasta su rendimiento en entornos específicos. Esto no solo reduce la necesidad de pruebas físicas costosas, sino que también permite una optimización más precisa y eficiente.

7. La IA agiliza tareas y procesos

La integración estratégica de la IA en el ciclo de vida del producto está remodelando radicalmente la forma en que concebimos, ejecutamos y mejoramos productos, desencadenando un cambio de paradigma en la eficiencia operativa. Y es que, gracias a la IA, no solo podrás automatizar muchas de las tareas rutinarias de tus equipos de producto, sino que su ámbito de aplicación va mucho más allá. He aquí algunos ejemplos:

  • Optimización de procesos de toma de decisiones: con los sistemas de IA puedes analizar grandes conjuntos de datos para proporcionar insights valiosos para el desarrollo de productos, desde la identificación de tendencias del mercado hasta la evaluación de riesgos potenciales. Esto no solo mejora la calidad de las decisiones, sino que también acelera el proceso de toma de decisiones estratégicas.
  • Personalización del producto: la IA permite la creación de productos altamente personalizados, desde la adaptación de la interfaz de usuario hasta la recomendación de características específicas basadas en el comportamiento del usuario. Esto no solo mejora la experiencia del usuario, sino que también puede impulsar la lealtad del cliente y diferenciar un producto en un mercado saturado.
  • Identificación de patrones y tendencias: Al analizar grandes cantidades de datos, la IA puede prever posibles problemas, identificar áreas de mejora y anticipar demandas del mercado. Esto no solo agiliza la detección de problemas potenciales, sino que también permite una respuesta proactiva antes de que se conviertan en obstáculos significativos.

En definitiva, la IA está revolucionando la forma en que concebimos y ejecutamos procesos en el desarrollo de productos. Aquellas organizaciones que reconocen la IA como un aliado estratégico no solo están automatizando tareas; están construyendo la infraestructura para la innovación continua y la eficiencia operativa en la era digital.

8. Foco en los flujos de valor

El Desarrollo de Productos no puede ser concebido como una serie de fases aisladas entre sí, sino un proceso en el que las interdependencias y las sinergias están a la orden del día. Los flujos de valor representan el conjunto de actividades que transforman ideas en productos y los entregan a los usuarios finales. Comprender y mejorar continuamente los flujos de valor es necesario para aportar el máximo valor a los clientes y al negocio.

Para conocer al detalle los flujos de valor, se requiere una evaluación constante de los procesos para identificar cuellos de botella, redundancias y áreas de mejora. La implementación de herramientas PPM con funcionalidades para el análisis de procesos y la recopilación de datos en tiempo real te proporcionarán una visibilidad total de cada fase del desarrollo. Esta transparencia no solo mejorará la toma de decisiones, sino que también permite ajustes rápidos y estratégicos.

El foco en los flujos de valor implica además una cultura de la mejora continua. Los frameworks Agile, especialmente Lean y DevOps, o la metodología Kaizen, proporcionan por sí mismos el marco idóneo para la implementación de ciclos de retroalimentación y mejora continua, creando así una cadena de suministro de valor fluida y continua.

9. Toma de decisiones basada en datos

Las organizaciones ya no confían únicamente en la intuición o la experiencia pasada; utilizan datos recopilados de manera sistemática para informar y respaldar decisiones estratégicas. Esto no solo mejora la calidad de las decisiones, sino que también permite una respuesta más rápida y ágil a los cambios en el entorno empresarial.

La toma de decisiones basada en datos se extiende al ciclo de vida completo del producto. Desde la concepción de la idea hasta la entrega al cliente y la retroalimentación del mercado, los datos son un compañero constante. La analítica de usuario, las métricas de rendimiento y la retroalimentación del cliente se convierten en bloques de construcción fundamentales que guían la personalización del producto y cada fase del desarrollo.

Es especialmente interesante constatar como unos eficientes procesos de analítica de datos pueden beneficiar la personalización del producto. Al analizar datos sobre el comportamiento del usuario, las preferencias y las interacciones, las organizaciones pueden adaptar productos y servicios de manera más precisa a las necesidades individuales de los clientes.

Pero, para que la toma de decisiones basada en datos sea eficiente, es esencial abordar la calidad y la integridad de los datos recogidos. Las organizaciones deben invertir en prácticas de gestión de datos robustas y en la implementación de medidas para garantizar la privacidad y la seguridad de la información.

10. Utiliza una solución PPM para integrar todos los procesos NPD en una única herramienta

Cómo puedes ver, el desarrollo de productos implica una red interconectada de procesos, proyectos y recursos. Y cada vez más organizaciones están optando por integrar todos los procesos de Desarrollo de Nuevos Productos en una única solución PPM. Estas herramientas no solo simplifican la gestión, sino que también proporcionan una visión integral y en tiempo real de todas las actividades relacionadas con el desarrollo de productos.

Éstas son algunas de las ventajas que tu organización obtendrá adquiriendo un software PPM para el Desarrollo de Productos:

  • Integración de los flujos de trabajo: podrás crear flujos de trabajo personalizables que se adaptan a la estructura y las necesidades específicas de la organización. Desde la concepción de la idea hasta la entrega del producto, cada fase del desarrollo se integra de manera fluida, eliminando las brechas y redundancias que pueden surgir en entornos donde los procesos operan de forma aislada.
  • Centralización de la información: las soluciones PPM sirven como un repositorio centralizado. Esto no solo facilita el acceso a la información relevante para todos los equipos, sino que también mejora la calidad de los datos al reducir errores y duplicaciones.
  • Gestión de recursos eficiente: estas herramientas proporcionan visibilidad sobre la carga de trabajo de los equipos, la disponibilidad de recursos y los plazos de entrega. Esto permite una asignación más precisa y una planificación estratégica de recursos.
  • Gestión de riesgos en tiempo real: con una herramienta PPM no solo podrás identificar riesgos potenciales en tiempo real, sino que dispondrás de herramientas para mitigarlos. La capacidad de evaluar el impacto de los riesgos en los portafolios de productos permite tomar decisiones informadas y proactivas para minimizar posibles contratiempos.

Además, es necesario resaltar que las soluciones PPM no solo se centran en la ejecución de proyectos; también permiten la gestión completa del ciclo de vida del producto, desde la concepción hasta la retirada. Esto garantiza una coherencia y continuidad en la gestión de productos y proyectos, eliminando silos y mejorando la eficiencia.

Conclusión: haz avanzar tu negocio con estas tendencias de desarrollo de productos

En el horizonte del 2024, el desarrollo de productos se moldea a través de un enfoque híbrido, centrado en el usuario, impulsado por datos y habilitado por tecnologías emergentes. La adopción proactiva de estas tendencias no solo asegurará la competitividad, sino que también establecerá las bases para la excelencia continua en el desarrollo de productos.

Mantenerse a la vanguardia de estas corrientes será la clave para no solo sobrevivir en el mercado, sino para prosperar y liderar la innovación en los años venideros.

Solicita una demo de Triskell Software

¿Quieres saber más? Solicita una demo gratuita de Triskell Software y descubrirás el software PPM que mejor se adapta a las necesidades de tu empresa.